Los colchones antiescaras harán más confortable y segura la estancia obligada de largos períodos en cama.
Cuando hay en casa una persona anciana o enferma, cobra vital importancia contar con los accesorios fundamentales para su descanso y comodidad. En este sentido, siempre es aconsejable e, incluso, necesario el uso de camas articuladas que faciliten la postura más adecuada y las labores de limpieza y atención al paciente.
Los colchones antiescaras no solo previenen la formación de úlceras tan habituales (por estar todo el tiempo postrado en la cama), sino que también aportan confort y comodidad al enfermo.